Soria ¡YA!

SORIA ¡YA! DENUNCIA LA SUPRESIÓN DE PARADAS DE AUTOBÚS EN LA PROVINCIA EN EL NUEVO MAPA DE TRANSPORTE DE VIAJEROS POR CARRETERA

SORIA YA DENUNCIA LA SUPRESIÓN DE PARADAS DE AUTOBÚS EN LA PROVINCIA EN EL NUEVO MAPA DE TRANSPORTE DE VIAJEROS POR CARRETERA
  • El movimiento ciudadano considera que el Ministerio de Transportes se olvida de los habitantes de territorios despoblados como la provincia de Soria.
  • Soria ¡YA! está preocupada ante el resultado del estudio de viabilidad de la línea férrea Soria-Castejón.

Soria ¡YA! ha expresado hoy en rueda de prensa su preocupación y desacuerdo con el nuevo mapa concesional de las líneas de transporte de viajeros por carretera que el Ministerio de Transportes está proponiendo dentro del proyecto de Ley de Movilidad Sostenible.

En opinión del movimiento ciudadano, el nuevo plan presenta un modelo radial de comunicaciones en el que 14 de los 22 corredores planteados parten de Madrid, «lo que vuelve a dejar amplios territorios sin una cobertura adecuada», ha señalado Ángel Ceña. Para el procurador de Soria ¡YA!, esta propuesta del ministerio dirigido por Óscar Puente no tiene en cuenta la necesidad de mejorar la conectividad en regiones periféricas y despobladas como Soria, «perpetuando la centralización y el aislamiento de amplias zonas del país».

Soria ¡YA! ha denunciado que la reducción de paradas en Soria es «incomprensible e irracional». Tal y como ha destacado Ceña, según las propuestas conocidas hasta el momento, sólo cinco municipios sorianos (El Burgo de Osma, Ólvega, Medinaceli, Almazán y Soria capital) van a mantener sus paradas de autobús. Para el procurador soriano esta decisión perjudica gravemente a los residentes de localidades como Ágreda, San Esteban de Gormaz, Langa de Duero o Almarza, quienes se verán obligados a desplazarse a otros municipios para acceder a servicios de autobús.

En este sentido, Ceña ha puesto como ejemplo el caso de un vecino de Ágreda que tenga que ir a Soria para coger un autobús que pasa por la circunvalación de su pueblo; o alguien que desde Langa de Duero tendrá que ir a El Burgo de Osma para tomar un autobús que pasa por su localidad. «Este tipo de situaciones ilustran el despropósito y la falta de consideración por la realidad de los habitantes de la provincia», ha denunciado el portavoz de Soria ¡YA!.

La eliminación de la línea Soria-Calahorra, cuyo servicio presta la misma empresa desde los años 70 del siglo pasado, es otro punto crítico para el movimiento ciudadano. «Este servicio ha sido vital para la movilidad de los habitantes de Tierras Altas, y su desaparición incrementaría el aislamiento de esta zona, contraviniendo cualquier lógica de desarrollo regional sostenible», ha insistido Ceña. Soria ¡YA! se opone a cualquier reducción de paradas y exige una reconsideración del plan concesional para evitar un impacto negativo en la provincia «que depende casi en exclusiva para su movilidad del vehículo privado ante la falta de alternativas».

Los representantes del colectivo ciudadano no son optimistas en este sentido, y han recordado la cancelación de la esperada línea Valladolid-Soria-Calatayud AVE-Zaragoza «sin que recorriera un sólo kilómetro, aduciendo falta de rentabilidad, e implantando una prueba piloto con un servicio VTC que, con 1,44 viajeros diarios, no es útil tal y como está planteado ni vertebra territorio».

Por otra parte, para Soria ¡YA! los contratos de concesión no se ajustan a las necesidades reales de los viajeros. Tal y como ha señalado Ceña, en muchos casos no es posible comprar billetes entre localidades cercanas. Esto sucede en Medinaceli y Almazán, donde a pesar de que la línea de autobús pasa por ambas localidades los viajeros no pueden adquirir billetes ni en internet ni presencialmente. «Otro ejemplo de la mala planificación es el horario de la línea entre Almazán y Soria, donde el primer autobús sale a las 10:05 horas, impidiendo su uso para desplazamientos laborales o médicos a primera hora», ha denunciado el procurador por Soria, que considera que estas situaciones reflejan una gestión ineficaz que debe ser abordada antes de implementar nuevos planes

Reapertura de la línea ferroviaria Soria-Castejón

Soria ¡YA! también ha resaltado la necesidad urgente de reabrir la línea ferroviaria Soria-Castejón, un proyecto esencial para la conectividad y el desarrollo económico de la provincia. En enero debía haberse entregado el estudio de viabilidad encargado por el Ministerio de Transportes, con un coste de 344.000 euros y un plazo inicial de 15 meses. Sin embargo, el plazo se ha extendido hasta el 6 de julio sin explicaciones claras sobre el progreso o los resultados del estudio.

Para el colectivo quedan pendientes muchas preguntas sin responder: ¿Dónde está el estudio? ¿Qué conclusiones presenta? ¿Por qué se amplió el plazo? Para Ceña, la falta de respuestas y avances concretos genera frustración y desconfianza en los ciudadanos de Soria, que llevan años esperando mejoras en las infraestructuras ferroviarias de la provincia. «La línea Soria-Castejón no solo es vital para los desplazamientos de los ciudadanos, sino también para las empresas locales que dependen de un transporte eficiente para sus operaciones», ha señalado Ceña.

Asimismo ha insistido en que la reapertura de la Soria-Castejón fue un compromiso del alcalde de Soria, Carlos Martínez, que impulsó una plataforma de ayuntamientos para su reapertura «de la que no sabemos nada desde hace años»; y un compromiso hecho por Pedro Sánchez en Soria en mayo de 2018, pocas semanas antes de ser investido presidente del Gobierno tras la moción de censura a Mariano Rajoy.

En opinión de Soria ¡YA!, esta línea ferroviaria es un claro ejemplo de la desatención histórica que ha sufrido la provincia en esta materia. En este sentido, Ceña ha recordado que en los años 80 del siglo pasado se eliminaron varias líneas de tren que articulaban Soria y la conectaban con Burgos, Calatayud, Castejón, Pamplona, Valladolid, Ariza y Zaragoza. «Estas decisiones, basadas en la falta de rentabilidad, dejaron a la provincia sin tren y con una infraestructura de transporte deficiente, mientras se invertían miles de millones en una red de alta velocidad que excluyó a Soria, única provincia de España por la que pasa el AVE y o para. Promesas incumplidas como la lanzadera a Calatayud, cuyo estudio costó 1 millón de euros, sólo han incrementado la desconfianza y el desencanto entre los sorianos».

Soria ¡YA! ha anunciado que seguirá siendo exigente y vigilante en este asunto, insistiendo en que se cumplan las promesas y se implementen las mejoras necesarias para la reapertura de esta línea ferroviaria, «que es esencial para el futuro de la provincia». Para el colectivo ciudadano «esta infraestructura no solo mejorará la calidad de vida de los ciudadanos, sino que también será un impulso crucial para las empresas locales que dependen de un transporte eficiente para sus operaciones».

Soria ¡YA!

Compartir:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Print

Más noticias