In memoriam: Goyo Alonso - Soria ¡YA!
Soria ¡YA! - Plataforma ciudadana contra el olvido institucional de la provincia de Soria, Zona 0 de la despoblación en España.
Soria, Soria ya, despoblación, futuro, SoriaQuiereFuturo, plataforma ciudadana, Zona0, desierto demográfico
2192
post-template-default,single,single-post,postid-2192,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1200,vss_responsive_adv,vss_width_768,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
Goyo Alonso

In memoriam: Goyo Alonso

Goyo Sanz. Portavoz de Soria ¡YA!

El pasado 25 de diciembre, día de Navidad, nos dejaba Gregorio Alonso, «Goyo» para reunirse con su querida José, y con el que tantas veces le he oído nombrar «un tal Jesús» que seguro lo tiene a su lado ahora; sin duda se lo merece.

Entró Goyo en Soria ¡YA! un par de años después de su fundación en 2001, y pronto pasó a formar parte de su Junta de Portavoces desde donde participó en infinidad de actividades; manifestaciones, reuniones con políticos, acuerdo ciudadano por Soria, marchas lentas, carrera de relevos a Madrid, cortes de carreteras,… La actividad de Soria ¡YA! en esa época fue ingente, y se buscaba despertar a la sociedad soriana de su ancestral letargo y que se movilizara, más allá de colores políticos, reclamando más atención por parte de los gobiernos e instituciones para esta olvidada provincia.

En febrero de 2008 la Junta de Portavoces presenta la dimisión, todos menos Goyo Alonso y Luis Giménez, con lo que nos quedamos un grupo reducido y continuamos con la labor de la plataforma en estrecho y continuado contacto con colaboradores muy cercanos de nuestro Consejo Asesor. A partir de este momento es cuando mi relación con Goyo Alonso, se vuelve más estrecha y cercana. Fueron tiempos duros, ya que éramos pocos y con pocos recursos económicos, si bien nunca faltaron las energías ni las ganas por seguir manteniendo viva la llama de la reivindicación soriana. Soria ¡YA! nunca ha tenido subvención alguna, nunca las pidió ni las quiso, pues ello hacía a la Plataforma independiente e imparcial. Goyo y todos tuvimos claro que el dinero no podría ser un problema, y salimos adelante realizando todas las gestiones personalmente, comenzamos a editar La Numantrina, la buzoneábamos nosotros mismos e incluso pagábamos de nuestro bolsillo pequeños gastos.

El papel de Goyo Alonso en estos años fue fundamental; su energía y vitalidad eran inagotables, para él nada era un obstáculo que no pudiera salvarse. Su capacidad de empatizar con todo el mundo, y su disponibilidad en todo momento, hizo que se convirtiera en la imagen más visible de la Plataforma Soria ¡YA! Atendía a los medios de comunicación, participaba activamente en las reuniones reivindicativas con los políticos, estaba en primera línea de las manifestaciones aun cuando su salud empezó a flojear. Nos hacíamos mayores y en 2019, creímos necesario iniciar un relevo generacional de la Plataforma; se iniciaron nuevas formas de actuar y de comunicar, formas modernas que a Goyo y a mí, a menudo se nos escapaban. Aparecieron nuevas ideas, y posibles nuevas apuestas y opciones para abordar de forma diferente el abandono institucional de nuestra provincia. Con alguna de ellas, Goyo no estuvo de acuerdo y decidió alejarse.

Los que hoy quedamos en Soria ¡YA! somos conscientes del alto listón que Goyo Alonso dejó en la Plataforma y entre la ciudadanía soriana. Su espíritu y su compromiso, son un referente para los actuales miembros de Soria ¡YA!, una treintena de voluntarios que nos seguimos esforzando por conseguir que los políticos escuchen la voz de los sorianos. Es cierto, que, de otra forma, con otras voces, con otros planteamientos, pero siempre con el mismo compromiso por Soria que defendía mi tocayo Goyo. Sin embargo será difícil que nadie le sustituya, porque hay personas que son únicas e irremplazables, y Goyo era una de ellas.

Querido Goyo: Descansa en Paz. Nosotros seguiremos en la lucha, y ¡TÚ SIEMPRE ESTARÁS CON NOSOTROS!

Este artículo apareció el día 31 de diciembre de 2020 en la edición impresa de El Día de Soria.